Archivo por meses: enero 2017

Carrilleras de cerdo al Pedro Ximenez

Una gran receta para cenas o comidas con amigos,familia, para cualquier evento como  cumpleaños.. o cualquier día, las carrilleras es producto que gusta a todos en casa.

Ingredientes:
1 Kilo de carrilleras de cerdo.
1 Pimiento Rojo.
1 Pimiento Verde.
4 Zanahorias grandes.
1 Cebolla grande.
1 Copa Brandy.
1 Copa de Pedo Ximenez.
Pimentón.
Orégano.
Aceite.
Sal.
Preparación:
1.- Ponemos aceite y freímos todas las verduras muy picadas.
2.- Cuando este todos bien pochado freímos pimentón con cuidado para que no se queme porque amarga.
3.- Incorporamos las copas de Brandy y Pedro Ximenez y dejamos evaporar.
4.- Añadimos caldo y trituramos bien, reservamos.
5.- En otra cacerola echamos aceite y cuando este bien caliente sellamos las carrilleras, a las que anteriormente hemos debido de limpiar de grasa.
6.- Incorporamos a la olla anterior una vez estén bien selladas.
7.- Pondremos a fuego media alrededor de una hora hasta que estén tiernas.
8.- Para presentar apartamos la carne y le incorporamos reducción de Pedro Ximenez.

Manos de cerdo cocida y asadas

Una receta para chuparse los dedos, rica en proteínas y colágeno.
Ingredientes (4 personas):
  • 4 manitas de cerdo
  • 2 cebollas
  •  2 pimientos verdes
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 l. de salsa de tomate
  • 4 pimientos choriceros
  • 1 cucharada de pimentón
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Retira los tallos y las pepitas a los pimientos choriceros. Cuécelos en una cazuela con agua durante 15 minutos. Deja templar, saca la carne y resérvala.

Pela y lamina los ajos y ponlos a rehogar en la olla rápida. Pica las cebollas y los pimientos y añádelos. Pocha bien. Agrega la carne de los pimientos choriceros, la salsa de tomate, el pimentón y las manitas bien limpias . Cúbrelas con agua, sazona y tapa la olla. Deja cocer durante 40 minutos a partir de que comience a salir el vapor(calcular según cada olla).

Una vez cocidas las manitas de cerdo, desgrasa el caldo. Saca las manitas y pásalas a la bandeja del horno untada con aceite. Cocínalas en el horno a 200ºC durante 20 minutos.

Deja que el reduzca el caldo con las verduras en la olla rápida. Tritura y cuela (si hiciera falta lígala con harina de maíz refinada diluida en agua fría).

Sirve las manitas de cerdo cocidas y asadas, añade la salsa.

 

HÍGADO DE TERNERA ENCEBOLLADO.

Hoy os dejamos una receta de toda la vida, que nos aporta hierro y vitamina A,B.

Ingredientes 4personas:

  • 1Kg de filetes de hígado de ternera.
  • 3 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • Harina para enharinar los filetes
  • 220 ml de vino blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un puñado de piñones

 

  1. En una cacerola baja y grande, vertemos un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra, hasta cubrir el fondo de la cazuela.
  2. Cortamos la cebolla en juliana y la añadimos a la cazuela para que vaya pochando.
  3. Picamos los dientes de ajo. Cuando la cebolla tenga un color dorado y esté transparente añadimos los ajos para que terminen de pochar. Cuando esté listo, retiramos la cazuela del fuego y reservamos.
  4. En un plato ponemos harina (suficiente como para enharinar los filetes). Un gran truco para la receta es mezclad la harina que vais a usar para enharinar los filetes con un poco de pimienta negra. Luego enharinar el hígado, le dará un toque muy especial, la pimienta negra le va genial.
  5. Troceamos los filetes de hígado para que no queden tan grandes. Dos o tres cortes es suficiente. Los salamos y los enharinamos en la mezcla anterior.
  6. Ponemos a calentar aceite en la sartén y pasamos un poco los filetes para que se doren ligeramente por ambos lados.
  7. Añadimos los filetes a la cacerola y los rehogamos 1 minuto a fuego bajo.
  8. Vertemos el vino blanco caliente a la cacerola. Removemos y lo dejamos a fuego bajo para que la salsa espese y quede reducida. Corregimos el punto de sal y añadimos los piñones (o el perejil)
  9. Vigilar el guiso y mover un poco la cazuela para evitar que se agarre la salsa.
  10. Cuando la salsa haya reducido, lo retiramos del fuego. Servimos recién hecho y caliente, ya que si lo dejamos reposar demasiado tiempo el hígado puede endurecerse un poco. Podemos acompañarlo con una ensalada verde e incluso servirlo como plato único acompañado de un sencillo puré de patata.

Garbanzos con oreja adobada,ideal para combatir el frío.

Para estos días de frío os dejamos un plato rico y calentito.

Ingredientes:

400g de garbanzos

la parte blanca del puerro

agua

sal

500g de oreja adobada

1 cebolla
·2 dientes de ajo
·1 cucharada de harina
·1 cucharadita de pimentón

·1 cayena (opcional)
·Perejil fresco
·Pimienta negra
·Aceite de oliva

 

Ponemos los garbanzos (que habrán estado a mojo la noche anterior) junto con el puerro limpio y partido en cuadraditos en la olla rápida, cubrimos de agua (echamos un poquito más de lo habitual porque después parte de este caldo lo necesitamos para la salsa de la oreja) y le añadimos una pizca de sal y unos cominos (la cantidad por supuesto es libre).
Cerramos la olla y cocemos, el tiempo variará dependiendo del tamaño y calidad del garbanzo y del tipo de olla, así que como cada unos conocemos los tiempos de cocción de nuestra olla.

Mientras se cocinan vamos haciendo la oreja que la habremos puesto a remojo durante dos horas antes, la quitamos el agua en el que ha estado a remojo y a ponemos a cocer durante 30 minutos en olla rápida(depende que tipo de olla).

Partimos la cebolla en pequeños dados y prensamos el ajo, si no disponemos de prensa ajos lo trocearemos muy pequeñito.

Echamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y rehogamos la cebolla y el ajo, añadimos la cayena, un poquito de sal y una pizca de pimienta.

Cuando comienza a tomar color es el momento de incorporar el pimentón y la harina, rehogamos unos segundos para que no sepa a crudo y añadimos rápidamente parte del caldo de los garbanzos porque sino se podría quemar.

Dejamos que rompa a hervir de nuevo y que se cocine unos 3 minutos, entonces añadimos la oreja troceada y el perejil fresco picado.

Movemos y cocinamos a fuego muy suave (para evitar que se pegue o se queme) durante unos 10-12 minutos más y ya estará lista para el último paso que no es otro que mezclarlo con los garbanzos que teníamos reservados.

Una vez hemos añadido la oreja (con toda la salsa) a la olla de los garbanzos dejamos que se cocine el conjunto a fuego muy suave unos 10 minutos más.
Si está muy espesita la salsa podemos aligerar con un poco de agua y si está demasiado líquida dejamos a fuego medio-fuerte (vigilando que no se queme) para que se evapore y espese.

Apartamos del fuego, comprobamos el punto de sal y dejamos reposar un par de minutos antes de servir.